10 consejos para cuidar tus plantas en otoño.

Con el cambio de temperatura, es crucial aprender a cuidar tus plantas en otoño, observa estos 10 consejos para mantener tus plantas en buen estado todo el año.

¿Pensabas que estaban destinadas a marchitarse? En el otoño e invierno no solo tú necesitas abrigarte y tomar ciertas precauciones, ¡tus plantas también! Hoy te compartimos cómo cuidar tus plantas de forma fácil y rápida.

Toma nota de estos consejos para que tus plantas en macetas y en el jardín sobrevivan al cambio de estación sin sufrir quemaduras.

¿Las plantas necesitan cuidados especiales en cada temporada del año?

Efectivamente, la mayoría de las plantas necesitan cuidados especiales con cada cambio de estación, y ahora toca el turno del otoño.

Es momento de que las plantas se preparen para el invierno y entran en un periodo de recesión, donde solo algunas plantas de invierno florecen, mientras que las demás se reservan para la primavera.

Por fortuna y si eres amante de las plantas, estos 10 consejos te ayudarán a mantenerlas en buen estado. Y si no tienes tiempo o no quieres hacerlo, siempre puedes llamar a Jardinero Mallorca.

10 consejos para cuidar tus plantas en otoño

  1. Medir la temperatura

Con el otoño la temperatura comienza a descender, cuando baje a menos de 8 grados, ten por seguro que es momento de proteger tus plantas.

Si tienes plantas en macetas en el jardín, llévalas a un sitio adentro de tu casa o al menos a un lugar donde puedan resguardarse como un invernadero o una esquina donde no reciban tanto el frío.

  1. Hacer una poda

Con el otoño es recomendable que realices una o dos podas máximo a tus plantas, elimina las hojas muertas para que la salvia se dirija a esos sitios y puedan crecer nuevas próximamente.

  1. Cambiar de macetas

Probablemente algunas plantas hayan crecido un poco más y necesiten más espacio, el otoño es un buen momento para trasplantarlas de maceta. Recuerda que ya hicimos un artículo sobre esto, así que no dudes en leerlo.

  1. Cuida el drenaje

Aprovechando que vas a trasplantar algunas o todas, cuida que el drenaje quede totalmente libre para evitar que haya mucha humedad. Lo más recomendable es que coloques piedritas en el fondo de la maceta (o incluso en plantas en tu jardín), así permites que el agua se filtre con facilidad.

  1. Remover la tierra

El otoño es perfecto para remover la tierra de tus macetas, así las raíces se mantendrán libres y podrán expandirse con la nueva tierra que le pongas, incluso aún más si las trasplantas a una maceta más grande.

  1. Cubrir tus plantas y macetas

El otoño anuncia la llegada del frío y las olas invernales, y si tus plantas no están preparadas pueden morir por el frío. Consigue mallas para cubrirlas por encima y que el frío no las queme directamente.

Un magnífico abrigo para tus plantas es la malla de fibra coco; lo único que tendrás que hacer es cubrir las macetas, como si les pusieras un abrigo a las macetas, para cubrir y generar calor en sus raíces.

En el caso de las plantas en tu jardín puedes poner una malla encima para que puedan guardar un poco mejor el calor.

  1. Sitios donde da la luz

Coloca las plantas que pondrás dentro de tu hogar, en sitios donde puedan recibir suficiente luz del sol. Cerca de las ventanas o balcones es una buena opción. Y si no tienes muchas opciones, colócalas bajo una lámpara o en un cuarto bien iluminado.

  1. Evita encharcamientos

En esta época debes disminuir los riegos de tus plantas, riégalas con regularidad, pero con menos agua. Y si tienes plantas con platos abajo, debes retirarlos para evitar encharcamientos y que las raíces se pudran.

  1. Momento de abonarlas

Entrando el otoño es un buen momento para poner abono en la tierra y nutrirlas para que estén fuertes ante el invierno. Puedes usar un abono líquido y diluirlo en el agua o poner uno directamente en la tierra nueva, cuando trasplantes tus plantas o cuando remuevas su tierra.

  1. Limpieza de tus plantas

Finalmente, es importante que le prestes atención a todas tus plantas y que las mantengas limpias. Además de ser una buena terapia contra el estrés, te regocijarás cuando las veas hermosas y brillantes.

Pulverízalas de vez en cuando y limpia sus hojas con un trapo húmedo para retirarles el polvo y que luzcan limpias y frescas.

Plus: Recuerda que si pones algunas plantas adentro de tu casa, también debes cuidar la temperatura de tu hogar si tienes calefacción, no querrás que mueran de calor.

Si tienes dudas o requieres ayuda profesional, ¡contáctanos!

https://jardineromallorca.es/contacto.html