Composta casera orgánica para tus plantas en 5 pasos

Consigue una composta casera orgánica para tus plantas en solo 5 pasos, verás que nutrirás y fertilizarás a tus plantas a la vez que disminuyes tus desechos de basura.

Hacer tu propia composta casera orgánica es fácil y hasta divertido, es un proceso que puedes repetir cuantas veces quieras para mantener bien fertilizadas a tus plantas.

Toma nota de los siguientes pasos, todos son sencillos y los elementos que necesitaremos son muy asequibles, prácticamente los encontrarás en tu hogar sin gran esfuerzo.

1. Juntar los materiales para la composta

El primer paso para hacer tu composta en casa y mantener fertilizadas naturalmente a tus plantas, es conseguir todos los materiales.

  • Lo primero es un bote con tapa, puede ser tan grande o pequeño como lo desees.
  • Aserrín o tierra.
  • Residuos naturales como: verduras, frutas, cascarones de huevo, restos de café, cartones de huevo, hojas secas, hojas frescas y cenizas.

2. Prepara los materiales para tu composta orgánica

El segundo paso para hacer tu composta casera es agujerar el bote, ya sea un bote metálico o de plástico, debes hacer agujeros, de preferencia con un taladro para que sea más fácil y rápido.

Los hoyos son para permitir que la composta esté ventilada, así que puedes hacer unos treinta alrededor del bote o según sea su tamaño, más o menos. Este ejemplo es pensando en un bote de plástico con capacidad de 20 litros.

Dentro de este paso está cortar los restos orgánicos, es decir, mientras más picados estén los restos de frutas, verduras, cartón u hojas, más rápida será la descomposición y nuestra composta estará lista en menor tiempo.

3. Coloca los residuos para hacer tu composta casera

Pon una primera capa de tierra o de aserrín como base dentro del bote, para ayudar a la correcta descomposición de los residuos. Una segunda capa será de restos de verduras o frutas, mientras más variadas sean, más nutrientes aportarán después a tus plantas.

Enseguida pon una tercera capa de hojas secas trituradas con tus manos o con un cuchillo y después agrega una capa de hojas frescas también picadas o trituradas, con todo y algunas ramas.

Agrega una nueva capa de aserrín o de tierra y vuelve a comenzar, puedes agregar ahora cascarones triturados de huevo, cenizas o pedazos de cartón o continuar con restos vegetales.

La última capa debe ser de tierra, aserrín y/o cenizas, para evitar que las moscas merodeen tu composta, y hay que cerrarla con la tapa del bote, que también debe contener algunos orificios.

4. Cuida y revuelve tu composta orgánica

El cuarto paso para obtener tu propia composta, es cuidarla los meses siguientes, es decir, tendrás que ponerla en un lugar oscuro de preferencia o donde tenga sombra, que no reciba sol.

Tu composta deberá de estar húmeda, mas no empapada ni encharcada, así evitarás que se formen líquidos chorreantes como lixiviados.

Cada semana debes revisar tu composta, verificar que esté húmeda y revolverla; cada que la revuelves le ayudas a ventilarse y liberar gases que se forman con la descomposición de los restos.

5. Verifica que tu composta casera esté lista

Después de tres o cuatro meses de revisar su humedad, revolverla y mantenerla en un sitio oscuro, podrás verificar si tu composta casera orgánica está lista.

Para ello puedes valerte de los siguientes signos e identificar si está lista o requiere más tiempo para descomponerse:

  • Es una pasta uniforme y café.
  • No hay gusanos o restos identificables.
  • No tiene malos olores, ni escurre agua mal oliente.

Si por el contrario abres tu composta y tiene algún mal olor, significa que no la has revuelto lo suficiente y/o que tiene poca ventilación.

Y también podría significar que no ha pasado el tiempo suficiente para que tu composta esté lista; recuerda que mientras más picados o triturados estén los residuos, más rápido se descompondrán.

Esperamos que esta técnica para hacer composta casera orgánica te resulte cómoda y la lleves a la práctica cuantas veces quieras.

¿Te ha gustado?

¡Compártela para que más amigos puedan hacer su propia composta casera!