Guía rápida para cortar el césped de tu jardín

Si tienes jardín en casa, revisa esta guía rápida para cortar el césped y mantener en buenas condiciones este otoño e invierno.

El césped es quizá la parte más amplia de tu jardín, ocupa la mayoría de espacio, y aunque no requiere tantos cuidados como otras plantas, hay cuidados que lo hacen brillar la mayor parte del año.

Toma nota de esta guía rápida para cortar el césped de tu jardín y haz la siega en los momentos adecuados, respetando las necesidades de tu tipo de césped.

  1. Calendario del césped

Siempre que vayas a cortar el césped toma en cuenta el calendario, ¿en qué fecha se encuentra? Ahora, con la llegada del otoño y la cercanía del invierno, conviene tomar otros hábitos.

En septiembre y octubre es necesario que apliques algún fertilizante en el césped, así beneficiarás su resistencia al frío del invierno.

A diferencia de

  1. ¿Con qué frecuencia cortar el césped?

Si en verano debías cortar el césped una vez por semana, toma en cuenta que ahora en otoño, al igual que en los meses de primavera, lo más recomendable es podar el césped solo dos o tres veces al mes.

Mientras que una vez llegado el invierno, lo mejor será cortar el césped solo una vez al mes, y así lo mantendrás protegido del frío.

  1. ¿Qué altura de la siega es mejor?

Tomando en cuenta que se trata del césped de tu casa, la mejor altura para la siega es de cinco centímetros aproximadamente. ¿Por qué? Esta altura le permite a tu césped mantener unas raíces fuertes y profundas.

Caso contrario de cuanto el césped es más corto, y sus raíces se debilitan, y su superficie se enfrenta con mayor frecuencia a infecciones por hongos.

Recuerda que no debes cortar más de la tercera parte del tamaño total del césped de una sola pasada, esto lo estresaría mucho.

  1. ¿Cómo segar el césped?

Comienza por los bordes de tu jardín en líneas bien rectas, y continúa con líneas paralelas a lo largo del jardín, cambiando las direcciones alternativamente con cada pasada. Guíate por la rodera de la pasada anterior, y así evitarás que queden flequillos sobresalientes durante la poda.

Finalmente, recorta los bordes del césped alrededor de probables obstáculos, como los difusores o aspersores u otro tipo de impedimentos.

  1. Sigue los consejos generales para cortar el césped

No cortar el césped mojado

Una regla general para cortar el césped, es que no te conviene hacerlo cuando esté mojado, ya que el proceso se dificulta más por el peso del agua y porque el césped se cohesiona con la humedad. Al césped no le pasa nada, a menos que tenga una enfermedad fúngica que se pueda propagar.

Mantener las cuchillas afiladas

Es crucial que mantengas las cuchillas de tu podador bien afiladas, ya que si no están lo suficientemente filosas, el corte no será limpio y las puntas quedarán sesgadas.

Y una de las consecuencias más comunes, es que el pasto cortado con cuchillas con poco filo, es que comiencen a tener problemas de enfermedades fúngicas, mayor evapotranspiración y por lo tanto un color marrón como apajillado en su superficie.

Recoger los restos del césped

Cuando el césped está crecido por una siega poco frecuente, lo más recomendable es recoger los restos del césped para evitar la formación de Thatch. Pero cuando se trata de siegas frecuentes, donde los restos son pequeños (mulching), incluso es conveniente dejarlos, ya que aportan al césped, nitrógeno orgánico y otros nutrientes, y se degradan rápidamente.

Esperamos que esta guía rápida para cortar el césped de tu jardín te ayude a mantenerlo en buenas condiciones todo el año.

¿Quieres ayuda profesional? ¡Contáctanos!

609 86 58 23 https://jardineromallorca.es